Fresh News

¿Qué es la responsabilidad social empresarial?

¿Qué es la responsabilidad social empresarial?

Aquellas empresas que son socialmente responsables se caracterizan por su forma de gerencia, en este tipo de compañías se caracteriza el hecho de que los negocios se basan en seguir principios socialmente éticos que tengan un apego adecuado a las leyes. Se espera que, en general, todas las corporaciones sigan un rol que aporte beneficios a la sociedad, principalmente en las áreas donde se desarrolla la empresa.

¿Qué beneficios se obtiene?

Se ha observado que las marcas que tienden a tener esta inclinación en la responsabilidad social tienen ventajas significativas, principalmente porque aumentan las posibilidades de que el negocio sea rentable, por otro lado, es posible que la empresa obtenga otros beneficios como:

Aumento en la productividad: Las empresas que están conscientes de la necesidad de responsabilidad social, conocen las necesidades que su público interno puede tener, por ello. Se enfocan en que el ambiente dentro de la compañía sea lo más apto posible. Esto permite que, la productividad de los trabajadores aumente, por otro lado, aumenta el sentido de pertenencia del público interno.

Lealtad: El hecho de que la compañía se comprometa a realizar acciones que permitan el crecimiento de la sociedad en donde opera permite no sólo se satisfagan las necesidades del cliente interno sino también del externo. Una empresa socialmente responsable permite ofrecerles a los clientes productos y servicios de calidad ya que están comprometidos en satisfacer las necesidades del nicho al que se están enfocando. Por otro lado, si la empresa cuenta con una excelente atención al cliente en donde sea posible interactuar de forma rápida y donde la gestión se lleve a cabo de la forma correcta gracias a un salesforce crm, aumenta las probabilidades que los clientes sean fieles ya que son tratados de forma respetuosa y atenta.

Credibilidad: Las empresas que son atentas con sus clientes y se preocupan por satisfacerlas, permiten que los mismos consumidores los vean como una compañía confiable que sigue a cabo los valores organizacionales. De esta forma, la reputación de la empresa incrementa y permite que mejore su posicionamiento. Asimismo, la coherencia que existe entre la filosofía y las acciones ayuda a incrementar la rentabilidad.

Es importante dejar claro que no se pretende que las empresas se vuelvan organizaciones de beneficencia, se trata de que las corporaciones sigan activamente las responsabilidades que tienen en cuanto a su público interno y externo. Este tipo de pensamiento permite que haya mayor sostenibilidad por un periodo más largo, logrando así el crecimiento de la empresa y de su economía.

Las compañías que se basan en este tipo de cultura deben de conocer la zona en donde se opera, esto con el propósito de que sus acciones no perjudiquen su entorno social ni natural. Debe de existir un perfecto equilibrio entre las actividades para que las operaciones del negocio no vayan a dañar otros aspectos que puedan poner en peligro la estabilidad de la empresa, como lo son cuestiones ambientales o por factores sociales. Para evitar este tipo de complicaciones, es necesario que se empiece a trabajar internamente y luego externamente. Una compañía socialmente responsable tiene mayores ventajas que el resto de las empresas que no poseen esta filosofía.